OPORTUNIDADES

Miércoles, 4 de septiembre de 2019, a las 9:44am, desde el Laundry en Bayamón, Puerto Rico.

Escuchaba al dueño del Laundry hablar de oportunidades. Su hijo compro’ ese local en un precio espectacular, hablaba de la felicidad que sintió al su hijo darle la oportunidad de trabajar a su lado. Se podía percibir la alegría que le daba la oportunidad de estar conociendo personas y emprendiendo una nueva aventura, cuando pensó que ya era hora de quedarse en su casa y renunciar a nuevas oportunidades, la vida le abría una puerta.

¡Cómo energizan las oportunidades, ah!, cuánto añoramos tener una buena oportunidad. Pero no siempre estamos dispuestos a darle la dedicación y el amor que requiere una oportunidad.
Yo pienso con frecuencia que cada problema es una oportunidad, para aprender y crecer. A veces me lo tomo muy enserio, y trato los problemas como acertijos por resolver.

Entre otras cosas, recuerdo cuando se me dio la oportunidad de ir a los Ángeles, California, a bailar bomba, cuando tenía 17 años, estuve 30 días. Aparentaba ser TREMENDA oportunidad, y lo fue, pero oportunidad de aprender y coger lecciones. Fuera de ello, no tenía la madurez suficiente para enfrentar los retos que allí viviría, presión, miedo, sacrificios, esfuerzos, celos, batallas, una tremenda locura. Positivísima a largo plazo, pero al momento no se comprendía como tal.
En ocasiones se presentan oportunidades vestidas de problemas y resulta genial un desenlace de apertura a nuevos caminos. Mientras otras que se reciben como luces, como oportunidades dignas de alegría y resultan en retos y esfuerzos, mayores a los imaginados.

Nada en la vida es regalado, todo lo que te lleve a crecer, implica que des más de ti. Desde la comodidad nada grandiosos sucede. Te invito a analizar los problemas que te están sucediendo, en fría perspectiva y analizar si realmente es un problema o una oportunidad.

La vida da lecciones diarias, avispada compatriota, que nada es tan terrible como parece, aunque duela. El dolor es la debilidad saliendo del cuerpo, o eso dice mi hermano y yo decidí creerle, porque por pura casualidad entre más sobrepasamos retos, más firmes recibimos los próximos.

Que aventura esta de vivir.

Me encanta.

-Brenda Camilla

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *