TENER UN HIJO, ES VOLVER A NACER

Hoy es 10 de septiembre y son las 11:54am en San Juan, Puerto Rico.

Atrase’ tanto un quehacer, por pensar en su dificultad y justo cuando se me acababa el tiempo límite, me dispuse a hacerlo. Lo hice con toda mi concentración y enfoque, ya que consideraba un alto nivel de dificultad, y justo cuando termino pensé “No fue tan difícil”.

Ese miedo y esa jodida inseguridad que nos hace dudar de nuestra capacidad. Ese tonto miedo que nos detiene a pensar que “eso es mucho” para ti. Entonces, cuando le pones el alma te das cuenta que tienes más poder del que imaginas y tienes espíritu para cosas gigantes.

Hace poco leí, “Hazlo, como quiera el tiempo va a pasar.” Que mensaje tan BARBARO, que real. No queremos meternos en un grado bachiller, en una investigación o en una expedición, pensando en el tiempo. Pero si es que el tiempo va a pasar como quiera. Luego voltearas a pensar en “Si lo hubiera hecho”.

No hay nada más toxico que el “Que hubiera pasado si…”. Atreverse a vivir es la llave maestra para grandes logros y anécdotas. Que si mueres, sea viviendo.

Jodida inseguridad que te hace pensar que no eres merecedor o que no eres capaz. Mírate en el espejo un momento y di te, ERES CAPAZ, ERES PODEROSO, ERES LO QUE TE DE LA GANA DE SER.

Mi hijo, me enseña diario, el instinto natural de ser. Cada vez que lo veo me pregunto, cómo fui yo de 3 años. Cómo habrá sido mi imagen del mundo, sin todos los juicios que tengo ahora de adulta. Créanme que llevo la idea principal de despojarme de los sistemas de creencia y entre más indago, más cuenta me doy de lo profundo que han calado esas creencias que me hacen darme cuenta de que “NO SE NADA”. Todos los pensamientos que cargo son de otros; vistos, leídos, aprendidos, creídos, internalizados, etc.

Ahora que soy madre es que estoy volviendo a crecer y conociendo la magia de la vida desde la mirada apreciadora del niño. Entiendo lo maravilloso del ser humano en esencia pura, la curiosidad, la risa, la confianza. Por eso elegí la educación positiva como medio principal. Me encantara’ que él sea lo más genuino posible. Cuidar sus intereses como algo de mucho valor y poder.

Ayer fuimos a ver “Dora la Exploradora” la película, y ame la esencia del personaje de Dora, su dadiva, sus ganas de ser ella misma, pero a su vez su dominio del peligro, solo por confiar en ella misma. Sin importar las burlas o la presión, ella decidió que no había personas malas solo personas con miedo y que necesitaban amor.

Ahí vamos nosotros; llenos de miedo, queriendo invitar a nuestras lagunas a los demás y considerando que nuestra realidad son nuestros problemas, cuando los problemas son solo ilusión y hasta una batalla social por orgullo o posición. Cuando amas, aceptas y abrazas quien eres y reconoces que todo lo que vives es el reflejo de tus propios pensamientos y creencias.  Entonces, te darás cuenta de tu poder.

Gracias por estar.

-Brenda Camilla

1 thought on “TENER UN HIJO, ES VOLVER A NACER”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *